Usted está aquí

Usos

Preparación y aplicación

 

Preparación de la superficie del camino

Si la superficie es permeable, suave, firme y está moldeada para drenaje, está preparada para la aplicación. Antes de aplicar el líquido DustGard®, asegúrese de que se hayan corregido los surcos, las ondulaciones, los baches, los problemas de drenaje, la separación de la grava y las áreas impermeables y rígidas. El raspado puede solucionar la mayoría de estos problemas.

Mojado previo

Antes de aplicar el líquido DustGard, se debe mojar el camino, idealmente, hasta una profundidad de 3 a 4 pulgadas para romper la tensión superficial y permitir la máxima penetración.

Aplicación

La tasa de aplicación recomendada es de 1/2 galón por yarda cuadrada, dividida en dos aplicaciones de 1/4 de galón por yarda cuadrada. Esto garantizará una penetración profunda y pareja para lograr una buena estabilización y control del polvo.

¿Qué cantidad de producto necesito?

Para lograr la cantidad aproximada para 1/2 galón por yarda cuadrada, multiplique 300 galones por el ancho del camino (en pies) por la longitud (en millas).

Ejemplo: para tratar una carretera de 12 pies de ancho, 300 galones por 12 pies por 1 milla equivale a 3,600 galones por milla.

Ancho de hombros del camino

Yardas cuadradas por milla

Galones por milla a 0.50 gal/yd²

Millas por carga (4,400 galones por carga)

4

2,347

1,173

3.75

8

4,694

2,346

1.88

12

7,040

3,520

1.25

16

9,386

4,694

0.94

20

11,372

5,866

0.75

Compresión

Dado que el raspado afloja la superficie, debe comprimirse con un rodillo vibratorio o neumático para restaurar una superficie para conducir densa y compacta.

Reduzca sus costos con DustGard®

La pérdida de conglomerado a causa del tráfico y el viento es un problema constante para los equipos de mantenimiento de carreteras. El cloruro de magnesio de DustGard ayuda a los condados, las ciudades y las agencias privadas a sacar el mayor provecho de su presupuesto para mantenimiento.

A medida que se pierden las porciones más finas del camino, el conglomerado más grueso se suelta y esto lleva a la creación de ondulaciones y una menor resistencia al derrape. El mantenimiento de la carretera será más difícil, por lo que necesitará grava nueva con un mayor porcentaje de partes finas para estabilizar el camino.

Los estudios demuestran que se pierde hasta una tonelada de conglomerado por milla al año por cada vehículo que pasa a diario por la carretera. Esto significa que una carretera con un tránsito de 150 vehículos por día perderá 150 toneladas de conglomerado por milla por año. Lea los resultados del estudio del estado de Colorado o lea el estudio completo de la Universidad del Estado de Colorado, "Relative Effectiveness of Road Dust Suppressants" (Eficacia relativa de los supresores del polvo en caminos), de Sanders, Addo, Ariniello y Heiden.

Ingrese sus costos individuales en nuestra calculadora y compare el costo de usar DustGard con una carretera sin tratamiento.